Competir con las grandes firmas internacionales que dominan la industria del calzado resulta muchas veces una  batalla impensable, casi imposible  que se  va agravando con la falta de apoyo del estado y la informalidad en la que vivimos. Hoy por hoy los pymes tienen otras alternativas donde pueden aplicar diversas estrategias gracias a los avances tecnológicos y a la innovación de cada fabricante y diseñador, lo que le va permitir competir con grandes empresas.

 

  1. Conoce verdaderamente a tu cliente:

Solucionar un problema antes que la competencia es un factor determinante, el público peruano evoluciona día a día y se vuelve más exigente al momento de elegir un producto, muchas veces las grandes empresas no se preocupan por las necesidades específicas del consumidor lo que se convierte en una oportunidad para las pequeñas empresas, las cuales deben elaborar sus productos en base a las necesidades de cada cliente. Por ejemplo, uno de los problemas más comunes en el ser humano es la sudoración, y sería muy acertado crear prendas y calzado transpirables o incluso diseñar zapatos que permitan al cliente intercambiar las suelas por sí mismo cuando se desgastan, así el producto obtendrá un valor agregado.

 

  1. La innovación:

Desarrollar un producto innovador solo se puede realizar experimentando sin miedo a equivocarse, pero teniendo en cuenta siempre el producto que se quiere brindar. Siempre hay algo que se le puede mejorar a cada diseño o producto. Un claro ejemplo son los zapatos fabricados con materiales reciclables y renovables tales como los calzados hechos con piña o goma de mascar que están revolucionando la industria. La creatividad es el límite.

 

  1. Variedad de productos:

Diversificar tu marca y brindar mayor variedad de productos permitirá abrir más puertas a tu negocio, es decir si tu empresa solo brinda calzado para mujer estará limitado de alguna forma, en cambio sin brinda también calzado masculino y para niños tendrá más opciones de ampliar el negocio, producir y vender a mayor escala entonces se convertirá en un negocio más competitivo.

 

  1. Utiliza la tecnología a tu favor:

Las herramientas digitales están revolucionando el mundo y estas se encuentran cada vez más al alcance de nuestras manos sin emplear un mayor costo, es el caso de “e-commerce” o comercio electrónico, una herramienta que permite la distribución, venta, compra de los productos de tu empresa mediante el Internet lo cual elimina barreras y fronteras ya que le permite llegar a todas partes del mundo.

Otro claro ejemplo de emplear la tecnología en tu negocio es el “big data” que se ha convertido en  tendencia para el avance tecnológico de todas la industrias que ha abierto las puertas hacia un nuevo enfoque de entendimiento y toma de decisiones, la cual es utilizada para describir enormes cantidades de datos.

 

  1. La calidad:

 Según Héctor Jauregui, diseñador y director del Laboratorio de Moda APIMEX es imprescindible vender un producto a buen precio sin sacrificar la calidad de este, teniendo en cuenta dos aspectos importantes como son la durabilidad y la resistencia del calzado. Jauregui resalta una regla de oro “Se trata de proponer soluciones distintas para conflictos reales. No es innovar por el simple hecho de ser diferente o transgresor”

Es importante captar la atención del público con diseños innovadores pero teniendo en cuenta las necesidades del consumidor brindando precios accesibles pero teniendo en cuenta ofrecer la mejor calidad.