El presidente de la Cámara de Cuero y Calzado de Trujillo, Esmundo Blas Zegarra informó que la venta de calzado Trujillano ha sufrido un declive a consecuencia de las exportaciones de calzado chino, colombiano y brasileño lo que está ocasionando una severa crisis con la paralización de diversos talleres.

Otro factor importante es la falta de tecnología y la falta de apoyo por parte de las autoridades. Según sus representantes desde el 2010 el Porvenir, la capital del calzado del Perú está descendiendo peligrosamente lo que puede originar que varias de las empresas desaparezcan del mercado.

A esto se le suma la falta de apoyo del Ministerio de Producción y por parte de las autoridades locales que desde hace mucho tiempo no incorporan ningún programa que beneficie al sector, tal como era el programa “Cómprale a Myperú” el cual incentivaba la producción de ventas en temporada escolar y se generaba gran rentabilidad económica para los comerciantes del sector calzado de esta zona.

La situación es muy grave por la desocupación en el sector y traería consecuencias sociales negativas, para esto es muy importante que el estado se ocupe de esta problemática e invierta en maquinarias, capacitaciones y programas que mejoren la productividad del sector calzado en Trujillo que en su mayoría está conformado por mano de obra artesanal que se encuentra en desventaja frente a otros mercados que si cuentan con la tecnología necesaria.