La startup catalana Indianés especializada en el desarrollo de calzado biodegradable y ecológico, ha creado los primeros zapatos fabricados a base de fibras extraídas de un árbol de plátano, que a su vez son combinadas con otros materiales de origen natural y que dan como resultado este innovador producto que ya se comercializa en distintos países como Italia, Alemania, Canadá, Rusia y, por supuesto, en España, de donde es originario.

Entre los beneficios más importantes, se destaca la reducción en un 40% del impacto ambiental. Además, se necesita muy poca agua, energía y/o pesticidas para su confección. Caso contrario sucede con la elaboración de un calzado común. Actualmente hacer un zapato con materiales tradicionales genera en promedio 25 kilosde CO2 Eq, lo que equivale al impacto generado por un frigorífico encendido durante más de un año.

Por otro lado, cuando culmina el ciclo de vida del producto, al utilizar materiales menos contaminantes, este puede ser enterrado y no tardará más de dos años en reintegrarse naturalmente, y de esta manera se contribuye a la reducción de la contaminación de los suelos y del aire con micro plásticos y químicos que no favorecen la sostenibilidad.

Cabe resaltar que este proyecto ha sido desarrollado por exalumnos de la universidad de diseño e ingeniería de Barcelona (Elisava) en busca de fomentar la concientización dentro la poderosa industria de la moda.